Recuperador de aire

Los recuperadores de calor son sistemas de ventilación que cumplen una triple función: renovar el aire interior de un espacio, en este caso de una vivienda, climatizarlo y ahorrar energía en el proceso. 

Los recuperadores de calor disponen de un ventilador extractor (atrae el aire al interior), un ventilador de impulsión (lo expulsa al exterior) y un intercambiador de calor. Dentro del recuperador de calor se cruzan el aire extraído del interior de la vivienda con el que viene del exterior.

En este proyecto hemos colocado el intercambiador en la calle, en la terraza de la casa, dentro de un armario. Aprovechamos un viejo mueble de terraza para colocarlo en su interior y protegerlo más, aunque  el intercambiado se encuentra dentro de una carcasa perfectamente aislada acústica y térmicamente y provista de filtros de aires de alta eficacia.

La entrada de la instalación del aire hacia el interior del domicilio la hemos hecho a través del falso techo del baño, y de ahí, hemos accedido al resto de habitaciones, cocina, salón… para renovar el aire por toda la casa y conseguir terminar con esos problemas de humedad que tanto preocupaban a nuestros clientes.

Estos recuperadores de calor consiguen que  en invierno se aprovecha el calor del aire que extraemos para calentar el aire que introducimos del exterior en nuestro local consiguiendo temperaturas de entre 14 y 16ºC. En verano ocurriría a la inversa: aprovechamos el aire más frío del interior para enfriar el aire caliente que introducimos de la calle.  En definitiva con esta instalación reduciremos el consumo energético de forma considerable reflejándose en l factura.

Ahora solo falta pintar y rematar pero la instalación ya está funcionando.

Si quieres saber más ya sabes ¡Llámanos al 945 281 544!